Freud y la histeria

El psicoanálisis y por sobre todo el inconsciente debe gran parte de su nacimiento a la histeria. Se podría decir que la histeria la que enseña Freud sobre el aparato mental y constituye el inicio revolucionario de una nueva teoría y de una practica de las enfermedades mentales: será el origen del psicoanálisis.

El mérito de Freud consiste en una nueva escucha de la neurosis y de los trastornos mentales en general . En el libro “Estudios sobre la histeria”  realizado conjuntamente con Breuer , da un paso fundamental a la escucha de esta enfermedad. Freud retomando la historia de la histeria da una unidad posible a aquellos síntomas tan diversos y variados de su experiencia clínica.

Anestesias sensoriales, contracturas, parálisis, convulsiones ,tics, vómitos permanentes,anorexia,perturbaciones de la visión,alucinaciones visuales recurrentes, entre otros . Toda esta gama de síntomas que no poseen un correlato, ni una fuente orgánica son aunados por Freud bajo la teoría traumática  de los síntomas y posteriormente con el mecanismo de la represión.

Freud plantea ya en 1893 lo siguiente : ” nuestras experiencias nos han mostrado que los síntomas mas diferentes, tenidos por operaciones espontaneas, por decir así idiopáticas , de la histeria mantienen con el trauma ocasionador un nexo tan estricto como aquellos fenómenos mas transparentes en este sentido”

La investigación psicoanalítica dio así como resultado la búsqueda incesante de los lazos, aún desconocidos,entre el síntoma , la manifestación exterior de un conflicto y el evento ocasionador al cual debía ligarse , descubrimos para nuestra máxima sorpresa…

 ” los síntomas histéricos singulares desaparecían enseguida y sin regresar cuando se conseguía despertar con plena luminosidad el recuerdo del proceso ocasionador , convocando al mismo tiempo el efecto de acompañante”

La primera concepción de la neurosis implicaba un hecho traumático que adquiría su fuerza con posterioridad, produciendo los síntomas exteriores, estos eventos tenían relación particularmente con los enigmas de la sexualidad. Un neurótico es aquel que “sufre de reminiscencias” pero estos recuerdos no están  disponibles en la conciencia del paciente. Así Freud debió suponer que el lugar de alojamiento de estos recuerdos no podía ser la conciencia en un estado llamado normal, y que por lo tanto debía suponerse,lo que llamó en ese tiempo “la conciencia segunda” es decir un lugar al que el paciente no tiene acceso, al menos en forma consciente a los factores que actúan eficazmente en la producción de los síntomas.

Se iniciaba así todo un nuevo camino para la investigación , los síntomas histéricos debían ser resultado de una transposición de un conflicto psíquico en una inervación somática y su expresión no corresponde al funcionamiento de la estructura anatómica tal como ocurre con las enfermedades orgánicas.

El cuerpo de la histeria  dibuja e inscribe otra lectura del cuerpo. Se abre también con esto el estudio de las enfermedades psicosomáticas.

Pero la investigación no quedó ahi y los nuevos trabajos de Freud continuaron con el estudio de los mecanismos el dinamismo de su teoría permitió cuestionar posteriormente el origen traumático de la histeria, afirmando que no era necesario la intervención de un evento realmente sucedido para que este provocara su efecto eficaz , el evento podía ser real o fantasía. Asimismo la idea de conciencia segunda es rápidamente cuestionada en la medida de que ese lugar en donde se alojaban los recuerdos o fantasías traumáticas no podían seguir las características de la conciencia y por esa razón no podían ser un estado secundario de conciencia, sino que debía tener otra cualidad, lo cual llevó al descubrimiento de lo inconsciente, es decir , un lugar que tiene otras características que las de la conciencia ,tales como la no -temporalidad, la ausencia de contradicción, entre otras.

La revolución freudiana que perdura hasta ahora, consiste que los síntomas histéricos no pueden ser considerados sólo como un conjunto de síntomas particulares sino que en ellos se reconoce una estructura que se articula de acuerdo a una lógica bien delimitada.

¿Pero cual es el discurso, cual es el la constante en este padecer de tipo histérico?

Deberíamos abordar el problema desde otro punto de vista,tendríamos que ocuparnos del discurso común del padecer histérico. Bajo esto abordaremos lo que en la clínica de la histeria aparece como los rasgos mas importantes de su sufrimiento.

Referencias Bibliográficas :

1.- Revista de Psicología, año/ vol IX, Universidad de Santiago, Chile

2.-Veith, I, 1973, “Historie de l´hystérie” , Paris, Seghers.

3.-Freud,S, 1995, “Algunas consecuencias psíquicas de las diferencias anatómicas de los sexos” en Obras completas Vol. 2 ; B. Aires, Amorroutu ( Orig 1925)

4.- Freud, S, “Estudios sobre la histeria” en Obras completas Vol. 2 ; B. Aires, Amorroutu ( Orig 1925)

5.- Freud, S, “Cinco conferencias sobre psicoanálisis ” en Obras completas Vol. 2 ; B. Aires, Amorroutu ( Orig 1925)

Sonny 🙂

Continuamos…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ARTE, HISTORIA, PSICOLOGÍA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s